Bienvenido al mundo real…

Bienvenido al mundo real. Todo lo que pensaste que sabías está mal. Todo lo que conoces no existe. Eres un plátano. La respuesta es Jenga. La ensalada es el desayuno. Sólo acéptalo y sigue adelante.

Sólo acéptalo y sigue adelante.

Lemony Snicket le dice algo al 1% #OccupyWallStreet

El movimiento de #OccupyWallStreet es algo que desde sus inicios me pareció interesante. No les voy a mentir, al principio no lo entendía.

La verdad es que la mayoría de las coberturas son tendenciosas, pocas se han encargado de retratar el movimiento como tal. Quizás algo que se me hizo raro y que dije hace tiempo en Twitter es la nula cobertura en México y la aún poca reacción de la gente. Creo que muchas veces decimos eso, pero la verdad es que un gran porcentaje de la población ni siquiera tiene oportunidad de pensar en eso. Porque están chambeando. Para comer. Y lo que menos quieren es llegar a sus casas y preocuparse aún más. Lo que quieren es ver el fut y no preocuparse.

Y nuestra cultura es así, nos conformamos con lo poco que nos dan porque «podríamos estar peor». Y si bien es cierto, hay mucho que aprender en los movimientos que han surgido. En EEUU el gran pedo es que el  1% de la población tiene una lana inimaginable y aún así son los que proporcionalmente pagan menos impuestos, los cuales normalmente los cubre el otro 99%. Así es, grandes compañías como EXXON o algunos bancos logran -gracias a artificios de la contaduría- ganar millones de dólares, hacer que el gobierno “los rescate” -con dinero de los impuestos- y pagar cantidades risibles de impuestos.

Esto no le gusta a nadie. Y la gente empezó a protestar, diciendo que debería existir algún impuesto a los ricachones que haga que paguen una cantidad proporcional de dinero. Igual y hasta un poquito más, porque -seamos justos- no es como que alguien necesite miles de millones de dólares para comer.

Aún así está la contraparte, la gente que dice “es su dinero, que hagan lo que quieran”, “ellos se lo ganaron, tu trabaja duro y ganarás igual”, “si son millonarios por méritos propios,deberían dejarlos en paz”. Y aunque esto puede parecer lógico, también hay otra dura realidad. La mayoría de la gente podría trabajar muy duro y no ganar igual, podría incluso trabajar más duro que todos y no ganar ni la décima parte, ya sea por ondas educativas -que son caras- o porque simple y sencillamente no fueron tan afortunados. El campo de batalla es injusto, en general la política y la industria son cosas que controlan algunas familias y que mantienen como una especie de “mafia de los ricos”. Y esa es una realidad.

En fin, basta de mis divagaciones. Lo que yo quería enseñarles era los 13 Observaciones hechas por Lemony Snicket mientras veía Occupy Wall Street desde una distancia prudente. Para quienes les suene el nombre, Lemony es el autor de los excelentes libros “Una serie de eventos desafortunados”.

Se los dejo en inglés para que le den un vistazo, veré si mañana puedo hacer una traducción de esto en CriticaPura:

Thirteen Observations made by Lemony Snicket while watching Occupy Wall Street from a Discreet Distance

1. If you work hard, and become successful, it does not necessarily mean you are successful because you worked hard, just as if you are tall with long hair it doesn’t mean you would be a midget if you were bald.

2. “Fortune” is a word for having a lot of money and for having a lot of luck, but that does not mean the word has two definitions.

3. Money is like a child—rarely unaccompanied. When it disappears, look to those who were supposed to be keeping an eye on it while you were at the grocery store. You might also look for someone who has a lot of extra children sitting around, with long, suspicious explanations for how they got there.

4. People who say money doesn’t matter are like people who say cake doesn’t matter—it’s probably because they’ve already had a few slices.

5. There may not be a reason to share your cake. It is, after all, yours. You probably baked it yourself, in an oven of your own construction with ingredients you harvested yourself. It may be possible to keep your entire cake while explaining to any nearby hungry people just how reasonable you are.

6. Nobody wants to fall into a safety net, because it means the structure in which they’ve been living is in a state of collapse and they have no choice but to tumble downwards. However, it beats the alternative.

7. Someone feeling wronged is like someone feeling thirsty. Don’t tell them they aren’t. Sit with them and have a drink.

8. Don’t ask yourself if something is fair. Ask someone else—a stranger in the street, for example.

9. People gathering in the streets feeling wronged tend to be loud, as it is difficult to make oneself heard on the other side of an impressive edifice.

10. It is not always the job of people shouting outside impressive buildings to solve problems. It is often the job of the people inside, who have paper, pens, desks, and an impressive view.

11. Historically, a story about people inside impressive buildings ignoring or even taunting people standing outside shouting at them turns out to be a story with an unhappy ending.

12. If you have a large crowd shouting outside your building, there might not be room for a safety net if you’re the one tumbling down when it collapses.

13. 99 percent is a very large percentage. For instance, easily 99 percent of people want a roof over their heads, food on their tables, and the occasional slice of cake for dessert. Surely an arrangement can be made with that niggling 1 percent who disagree.

 

Enlace: OccupyWriters | Vía BoingBoing

 

La creatividad y 29 maneras de mantenerte creativo

La creatividad es como magia.

29 WAYS TO STAY CREATIVE from TO-FU on Vimeo.

Mi novia alguna vez me dijo que ser programador es la alquimia moderna, piensas algo, prácticamente cualquier cosa, y puedes hacerlo real. Obviamente no es tan fácil como se los platico -de hecho no es nada fácil-, requiere principalmente dos cosas: conocimiento y creatividad. El conocimiento lo obtienes estudiando y leyendo, la creatividad… bueno, esa es otra historia.

La creatividad es uno de los bienes más preciados del universo, muy a pesar de la antimateria. ¿Por qué? Pues porque con eso se puede construir cualquier cosa.

Muchos han querido crear la fórmula de la creatividad. Hay libros sobre creatividad, posts acerca de creatividad, métodos para la creatividad… y un gran etcétera. Pero la verdad es que es una cosa tan personal que cada quien debe encontrar la manera de hacerse más creativo. La experiencia es la madre de la creatividad, porque nos permite encontrar maneras de no hacer las cosas; si a eso le sumamos un poco de raciocinio y un tiempo para pensar, podemos crear cosas nuevas, nuevos métodos o nuevas maneras de hacer algo.

Suena menso, pero cada quien encuentra su propia manera de hacerlo; estos son consejos y seguramente son bastante útiles. Así que pónganlos en práctica si quieren, o tomen los que más les gustan, pero yo voy a tratar de ponerlos en práctica empezando ya.

¿Saben que consejo les daría yo? tengan Twitter y no lo usen solamente para decir lo que están haciendo, sigan a gente chida y traten de ir un poco más allá. Es un buen ejercicio y puede a veces ser divertido.

Bloqueo literario

“Qué chingados escribo” pensó mientras observaba la pantalla iluminada enmedio de aquel cuarto oscuro. El cursor parpadeaba como burlándose de él.

Y él lo observaba.

Las manos sobre el teclado, inmóviles. La mente viajando por las noticias que había leído en el día, los tuits que se sucedían uno tras otro y las imágenes que a estas horas de la noche llegaban confusas y borrosas. Una gota de sudor le bajaba por la mente y el ambiente parecía más oscuro de lo que era en realidad.

El halo de luz del monitor iluminaba las pocas cosas que había en su escritorio. Un mouse viejo al que le fallaba el click derecho, un teclado gastado en el que la letra a ya no se veía, una taza de café -descafeinado porque el doctor le dijo que necesitaba dormir-, un sandwich a medio comer y en la penumbra se podía distinguir el respaldo de una sillla azul, ergonómicamente creada para dejar caer toda su humanidad mientras él seguía observando detenidamente la pantalla en blanco y el cursor que seguía parpadeando, como un segundero implacable que le recordaba que el tiempo seguía transcurriendo y él seguía sin escribir nada.

“Algo bueno debe haber” se dijo a si mismo mientras con un rápido movimiento de manos desfilaron ante él un montón de pantallas y de artículos en ventanas que pasaban rápidas cuando eran descartadas porque no contenían nada importante. A su vez su cabeza hilaba una historia que podría ser el próximo éxito pero se desmoronaba tan pronto volvía a la pantalla en blanco y el cursor parpadeante.

Pocas cosas podrían hacerlo entrar en pánico. Esta era una de ellas. “No hay más, no hay nada” se dijo mientras revisaba de nuevo todo y veía si podía rescatar algo de aquella última lectura que tanto prometía. El sudor corría ahora por su espalda, lo podía sentir deslizándose mientras el pelo se le pegaba a sus sienes húmedas. “No me puede estar pasando a mi, no ahora”, se levantó.

Después de estirar un poco sus piernas y comprobar que seguían útiles volvió a tomar asiento. Una idea le pasó por la cabeza

De repente ahí estaba, ahí había estado siempre. El cursor empezó a moverse dejando tras de si una estela de letras que poco a poco iban formando las palabras. Un poco más por aquí, y siguió avanzando. “Lo tengo, esto será genial” se dijo.

Terminó de escribir la última frase cuando se dio cuenta de su error: ciento cuarenta y dos caracteres. Trató de reformularlo todo, de cambiar algunas palabras. Nada. Borró todo con violencia mientras el backspace resentía la frustración.

El cursor parpadeaba, como burlándose de él.

10 buenos años de bitlemanía

Que se dé la bitlemanía. Pues luego. Que se note.

La imagen es de Maxim Dalton, muy buen ilustrador. Hasta tiene un poster y está bien padre. De hecho él dice:

I guess any explanation about the characters of this illustration will be redundant. The greatest band of all times is now on this limited edition giclée print. Run stops at 500. Available now here!

A mi me gustó la idea. Ge-nial.

“10 cosas que he aprendido”

Rondando el Internet me topé con un artículo bien perrón, que más bien es una plática de Milton Glaser que dio en Londres en la que hablaba de cosas que había aprendido como freelancer.

Con el tiempo y la experiencia escribió un decálogo de 10 cosas que hay que aprender y tomar en cuenta en la vida profesional que me gustó mucho y que creo que vale la pena que lean, está en inglés, pero les dejo los 10 puntos ‘resumidos’ traducidos al español porque soy bien buena onda:

1. Sólo puedes trabajar para gente que te cae bien.

2. Si tienes la opción, nunca tengas un trabajo (este es muy importante y espero poder seguirlo, léanlo)

3. Algunas personas son tóxicas, evítalas (nada que ver con canciones de Britney)

4. El profesionalismo no es suficiente o Lo bueno es enemigo de lo chingón*

5. Menos no es necesariamente más

6. No confíes en el estilo

7. La manera en que vives cambia tu cerebro

8. La duda es mejor que la certeza

9. Acerca de envejecer o ‘No importa’

10. Di la verdad

La verdad los puntos están padres y les recomiendo que les den un vistazo, yo ahí andaré tratando de ponerlos en práctica. Y pues si tienen más consejos, ya saben que los pueden dejar en los comments.

*N. del T. Me tomé la libertad de traducirlo así porque se escucha y ve más chingón.

Enlace: Ten things I have learned

Al culero que se apañó el dominio*

We, sé que estás leyendo esto, o que te va a llegar el chisme. O algo. En fin, eres un pinche culero.

Te pidieron por favor que pasaras los datos y las cosas necesarias nomás para transferir el dominio. No te pidieron nada más. Y tú te las das de muy buena onda y supercool, we. Sus mamadas.

Pinche gente a veces se pasa de lanza, justo cuando uno piensa que ya superaron sus cosas se ponen sus moños y de chingaquedito. Pinches pseudo Arjonas del tuiter venidos a menos arrabaleros mendiga amigos y complacientes con necesidades de aceptación, me cae. Invéntate una metáfora pedorra para eso.

(*Este es un post de desahogo, si nomás no tienen nada que ver o no le entienden, les invito a que vean otro post. Hay unos chidos, otros que no tanto. Hasta poesía tengo, dicen. Ustedes búsquenle y si encuentran algo interesante, me dicen. Gracias.)

Desempolvando

Chale, me cae que hace un buen que no escribía por aquí. Me debería dar una vuelta más seguido pero ya saben cómo es la vida. Ahorita sigo escribiendo en IdentidadGeek y nos va bastante bien. De hecho espero pronto entrar en el top 50 de Bitácoras y ya sentirme así como más de los grandes.

Verán, Identidad Geek es un proyecto con el que llevo bastante tiempo, empezé ahí un mes después de que empezó. Y soy el único de aquella primera camada que sigue posteando. Me encanta, me apasiona. No sé, tal vez sólo me gusta que me lean, por eso también he de tuitear. Pero el hecho es que es un proyecto en en el que empezé hace rato. Más de dos años, creo. Y pues es bien padre haberlo visto crecer y todo el cotorreo. Lo más chistoso es que no me considero geek.

Además de eso, para variarle, me dispuse a hacer un podcast (Tecnoadicto Podcast) que empezó como un proyecto con Humberto (el músico mejor conocido como @rapapu), Jorge (conocido en los bajos mundos del trolleo como @jsot) y con Toño (llamado ‘el novio del Pista’ o @sick_beatz enTuiter). Y pues empezó como eso pero como el tiempo que conbebemos juntos nomralmente hacemos otros cotorreos, pues me aventé a empezarlo y hacer participaciones especiales de la banda que se ofrezca. Lo pueden visitar por acá: tecnoadicto.in.

Y pues.. eso. Eso he hecho. Eso y tratar de ir a GDL, lo cual me fue concedido la semana pasada por un concierto de RMX que me regalaron la ida con solo comprar chelas, cosa que es como un doble win. Y espero que se haga la otra semana. Las chelas y la ida.

Pero bueno, si hice este post es para decires que… pues gracias por leerme, en donde quiera que lo hagan. Les prometo que pondré más cosas mensas y pensamientos raros por acá. Y también quiero cambiar el Theme, pero conservar la barrita de hasta arriba. En fin, por lo visto quiero muchas cosas, pero no es mi culpa chavos. Yo no pedí nacer.

Los leo luego, contáctenme, oigan el podcast, lean el blog, vean mi comic menso de Tuiter. Sean felices y tuitéen chido y presuman su favstar. Y pues síganme y platíquenme y coméntenle y díganme algo interesante, porque ya ven que yo no lo hago.

Larga vida y ñoñadas mil.

Acerca de Tuiter, los favoritos y poco más

La neta es que últimamente ha cambiado la manera en que he usado Tuiter (o que tuiter me usa). Probablemente si ustedes ya me siguen en Tuiter se habrán dado cuenta.

Creo que algo que ha cambiado en Tuiter es que se está haciendo algo de adopción más general. Vamos, no es un Fakebook; no llega a esos niveles de popularidad en los que tu mamá te está pidiendo ser tu amiga del Feis; pero sí ha sido adoptado por mucha gente, se está haciendo parte del ‘dominio público'; se está popularizando vamos. Esto a veces me da pena (como con los Trending Topics locales), pero no es necesariamente tan malo.

Hoy alguien publicó una lista con los 100 usuarios de Tuiter en México con más seguidores, y obviamente la mayoría de ellos son artistas que salen en la tele o en películas (y en Televisa, ehhh), gente que ya forma parte de los medios y tiene mucha proyección, pero también se encontraba en la lista algunos ‘simples mortales’.

Y pues la neta está chido, no tengo nada en contra de que la gente se ponga a tuitear, es lo chido del tuiter, que tú sigues a la gente que quieras y no estás obligado a seguir a nadie. Y pues eso es una de las muchas cosas que hacen a tuiter genial.

Creo ayer @aasiain se aventó una serie de tuits bastante interesante en la que hablaba de cómo las características de Tuiter (el hecho de que sea sólo texto, que sea corto y puedas tener retroalimentación casi instantánea) lo hace un medio por demás interesante para promover la escritura, además de una manera genial de encontrar talentos… no sé si literarios, pero sin lugar a dudas gente con creatividad e imaginación y, por qué no decirlo, buena ortografía.

A mi la verdad me ha cambiado la manera de tuitear porque el simple hecho de decir qué estoy haciendo ya no me basta, además de que se me hace desperdiciar todo el potencial de Tuiter, ¿cómo puedes tuitear que te estás tomando un café cuando te encuentras joyas como las que les voy a mostrar?


No siga con su vida: siga la nuestra.less than a minute ago via web

Plantar un árbol, tener un Twitter, abandonar un blog.less than a minute ago via HootSuite

Que la virgencita les abra las piernas… Digo, los ampare, los ampare.less than a minute ago via web

Ustedes son geniales, pero tienen un empleo mediocre y una vida triste. Esa es la magia de tuíter.less than a minute ago via web

Ahora, querido usuario de tuiter, ¿qué se hace cuando te encuentras un tuit así de chido? Lo puedes retuitear, y así le enseñas a todos tus followers que lo leíste y te gustó; pero además de eso, se puede hacer otra cosa: favearlo (o favoritearlo, como quieran decirle).

Si usan Tuiter desde web, verán que al lado de cada tuit hay una silueta de una estrellita, a la que le puedes dar click. Una vez que lo hayan hecho, ese tuit pasará a formar parte de sus favoritos. Así es, ustedes pueden tener tuits favoritos. Serán tuyos y de quien quiera verlos. Incluso existe Favstar, en donde puedes ver los tuits que te han faveado, los favs de los demás y algunas otras cosas interesantes (aquí les dejo mi Favstar, nomás pa’ que vean).

Así es, las estrellitas se han convertido, tan siquiera para mi, en una manera de ver quién puede aportar cosas chidas al tuiter y de decirle a la gente que me gusta como tuitea. Si quieren encontrar cosas que casi siempre son faveables, deberían darse una vuelta por esta lista mía de acá.

¿Que esperan pues tuiteros? Faveen. Favoriteen. Y usen su cabeza. Sáquenle jugo a Tuiter y a su materia gris. Y ya, déjense de mmadas de EzKriBiiiR azzzIIIII WEEEeeeeeee!!!!1!!!!!

*P.D. Les quería preguntar algo: ¿ustedes cómo eligen a la gente que van a seguir en tuiter (además de escoger a las chavas que están buenonas, puercos)?

background-color: #fcfcfc