La administración de equipos de trabajo en tiempos modernos

Muchos muchos fundadores de compañía empiezan a trabajar y coordinar equipos de trabajo hasta que empiezan su empresa. Así que normalmente vemos a personas que van improvisando en el camino, a base de prueba y error ven qué es lo que funciona y lo que no. Y la verdad es que frecuentemente estos pequeños -o medianos- emprendedores quieren manejar sus empresas tal como lo han visto en la tele, o bueno, como «su experiencia» (la tele, o los modelos a los que estamos acostumbrados ver en fábricas o cosas por el estilo) les dicta.

¿Que? sucede entonces? Pues que tenemos un manejo de equipos y de empresas al más puro estilo de “controla todo”, una cadenita de mando militar. El mero merengues (digámosle CEO, aunque me cagan los títulos con siglas y siglas, mejor digámosle Director), el director de la empresa toma una decisión y se la hace saber a quienquiera esté “por debajo” de él. Estas personas son las encargadas de hacerle saber a los equipos lo que el Director quiere y se ponen a hacerlo. Lo que en la jerga de la administración se le conoce como top-down management.

Toda la autoridad y poder de decisión vienen desde arriba, porque ¿acaso puede funcionar de otra manera?

Antes de responder cualquier cosa déjenme les digo que esto sí funciona. De hecho funciona muy bien cuando quieres organizar una línea de producción o un equipo de manufactura, gente que podrías poner a trabajar en una maquila. De hecho ha de haber sido la manera en la que Charles Chaplin ha de haber trabajado en Tiempos Modernos, y de seguro funcionaba bien.

De hecho el sistema es tan obvio que la mayoría de la gente que pusiera una empresa lo usaría. Es lo más lógico, ¿no? Pero quizás no sea la mejor opción para ti.

Quizás teniendo una startup de cinco personas lo vean como lo más natural. Lo cual lo hace aún más peligroso, porque no te das cuenta que quizás la empresa crece y este sistema arcaico quizás no pueda crecer con él. Y cuando la compañía empieza a superar las 25 personas la gente se empieza a dar cuenta que eso del top down simplemente parece no trabajar. ¿Por qué? Porque no se aprovecha de los cerebros de todos los que están en la empresa.

De hecho lo más probable es que estés haciendo que la gente de tu empresa se desmotive. A final de cuentas su trabajo sólo es callarse y aceptar las ordenes. Si eres una verdadera empresa moderna, que está en el ramo de la tecnología, lo más común es que tengas que contratar a gente inteligente – entonces recuerda que hay que organizar estos equipos para que sus cerebros sean usados lo más posible. ¡Hay que pagarles por pensar!

Les presento entonces la alternativa al “top-down”, que se llama -como muchos lo habrán deducido- bottom-up management. La pirámide invertida. Hay que dejar de pensar en el equipo directivo va a estar en la cima de la corporación. Al contrario, hay que empezar a pensar en que la gente como los desarrolladores, diseñadores, gente de ventas, márketing y todos esos equipos de trabajo están en la cima.

(Antes de que se lo pregunten, sí puedo tomar fotografías más malas)

Aquí el equipo directivo no es “los que toman las decisiones“. De hecho su trabajo es más bien de soporte. Quizás lo más apropiado, más allá de directores, son administradores. Porque ese debería ser su trabajo.

Los administradores no deben tomar las decisiones difíciles. Digo, a final de cuentas ellos no saben lo suficiente. Para eso contrataron a los que saben. Todos esos programadores genios, el equipo de marketing de primera y demás (que sale muy caro) son los que deben tomar las decisiones difíciles. Para eso les pagas. Los administradores existen sólo para hacer que los trabajadores puedan hacer su trabajo -y hacer que lo hagan, por eso hay que saber motivar, no exigir-, se podría decir que en esta analogía ellos son como las raíces de un frondoso árbol (aunque suene como Cohelo).

Si por ejemplo dos desarrolladores están teniendo una discusión acerca de cómo arreglar un problema ¿en serio creen que el CEO va a saber más que ellos, que acaban de durar días investigando cuál opción es la mejor y que probablemente han resuelto problemas parecidos?

Hay que ver cómo trabaja, por ejemplo, el área de investigación en una universidad (lo siento, mi papá fue profesor e investigador en una, así que es el ejemplo más cercano del estilo que tengo). Ahí, básicamente, los profesores investigadores hacen lo que se les pega en gana. Hay una persona encargada del departamento, esa persona comúnmente decide quién da cada clase, pero no les dice acerca de qué investigar, ni qué escribir. Tampoco les dice cómo dar clase.

Aún así, todo parece funcionar a la perfección. Cada quién es experto en su área y sabe cómo hacer lo que tiene que hacer. La estructura de la institución esta ahí para hacerlo posible. Así es como debe hacerse en cualquier organización que se precie de trabajar y funcionar en base al conocimiento. No se construye una startup con un cerebro gigante que los llevará al cielo de las startups si obedecen su palabra. Haces que todos sean grandes cerebros gigantes y especializados en su área y les das las bases y los medios para que sigan funcionando.

Así es como deberían ser las nuevas empresas. Los administradores deberían ser los encargados de hacer que aquellos con un talento tengan la  oportunidad y los medios para destacar. Un área Directiva que tome todas las decisiones hace que la gente inteligente se sienta inútil y le quita motivación, ellos de cierta manera saben lo que tienen que hacer y cómo hacerlo, así que terminarán frustrándose y yéndose. Si esto sucede, a la larga te quedarás con personas leales y obedientes, pero que no necesariamente saben o les interesa cómo funcionan las cosas. La compañía seguirá sólo con un gran cerebro y -a final de cuentas- seguirá siendo igual de buena, o mala. Será sólo más de lo mismo.

Aunque ustedes no lo crean, un CEO no tiene que ser ser una persona Obsesiva Compulsiva y un control freak de primera de personalidad narcisista que sea un dotado. Ya sé lo que están diciendo «Pero yo soy fanático de Apple y Steve Jobs y hasta leí su biografía y él era así y ve a Apple, no puedes negar que es genial». Y quizás muchos crean que esa es la manera de hacer las cosas; todos imaginan que Steve Jobs era un genio del diseño y de saber lo que el cliente quería y de la ingeniería. Y de muchas más cosas. Todos piensan que ser un obsesionado con controlar las cosas es lo que hizo a Steve Jobs alguien tan grande.

Pero la verdad es que por cada uno de los Steve Jobs en el mundo hay miles de verdaderos líderes que aprendieron a contratar a gente inteligente y a dejar que hagan cosas geniales dándoles las herramientas necesarias para hacerlo en un ambiente que les permitiera hacerlo. Y esto no significa que hay que bajar las espectativas. No significa que vas a dejar que la gente haga un mal trabajo -recuerda lo que dije de motivar-, significa que vas a contratar a gente que sabes que puede hacer las cosas y sabes que las va a hacer como debe ser. Y no estorbar.

admin

3 thoughts on “La administración de equipos de trabajo en tiempos modernos

  1. Que tal Zapata 131? Muchas gracias por compartir esta información, te comento que me parece que es revolucionaria la idea, me gusto mucho el ejemplo en las instituciones educativas, yo he comentado con amigos una idea como lo que nos expones y tal vez lo otro ejemplo sería el equipo de trabajo de google. Es muy interesante y yo diría que podría ser el futuro de la organización laboral. Desafortunadamente en instituciones públicas es muy difícil llevar a cabo estos modelos porque en primera se contrata a gente sin preparación, que no sabe como hacer las cosas y se forman de la noche a la mañana, ademas de otras practicas corruptas y por eso los gobiernos e instituciones públicas dan un servicio tan mediocre y el país no llega a ser exitoso como tantas compañías del sector privado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>