«No, yo ya no veo la tele» y otra gente del estilo

Hay un fenómeno social que me parece bien interesante. Lo entiendo porque yo normalmente soy un ególatra cualquiera, como todos ustedes o como cualquier persona que se digne a tener un Twitter, digo, si tienen uno es porque piensan que tan siquiera alguien debería leerlos ¿no? En fin, en el post de hoy me quiero concentrar en un tipo de banda: los que dicen cosas esperando que todos digan/piensen «¡No manches! ¿En serio? Eres bien transgresor».

¿Tienen alguna duda de quién es este tipo de gente? Sí, probablemente fui demasiado ambiguo, así que déjenme ser más específico. Esta definición incluye, pero no está limitada, a gente que dice cosas como:

  • «No me gusta el fútbol»
  • «¿Sigues viendo la tele? No, yo no veo la tele»
  • «Ja, ¿religión? no, yo soy ateo. En serio, no creo en dios. ¿Lo escribes con mayúscula? Yo no, porque soy ateo»
  • «No, yo no le voy a México/mi país en las competencias deportivas ¿Por qué la gente siempre se sorprende cuándo les digo eso?»
  • «Casi no como carne, soy semi-vegetariano»
  • Otros por el estilo

¿Es en serio gente? ¿Qué quieren? ¿Que les hagamos un monumento por ser tan originales y tan únicos, por ser tan transgresores? Dios mío, son tan diferentes y tan originales, no manchen.

¿En serio no creen en dios? ¡a quién le importa! Esa gente que presume de ser atea y lo pone en todos lados, burlándose de la religión y demás me parece tan fanática como los católicos opusdeianos. Son igual de molestos que los Testigos de Jehova un domingo en la mañana o una patada en las gónadas.

¿No ven la tele? Está bien, que divertido, de seguro se la han de pasar viendo videos de gatos en YouTube o páginas con scans de la revista H. ¿O en serio creen que les vamos a creer que se la pasan en su biblioteca personal con su pipa, su bata de seda y su brandy mientras están leyendo los libros más profundos de la cultura occidental? Pues no. Lo siento mucho. No les voy a mentir, no he leído el Quijote completo, pero la gente que dice no ver la TV se me hace el mismo tipo de gente que presume de haber leído todos los clásicos de la literatura mundial y luego te dicen «¿En serio no lo has leído?». No, no lo he leído, lo siento. Pero lo más probable es que tú hayas leído el resumen en Wikipedia y sientas que lo entendiste.

¿No les gusta el futbol? ¿No le van a su país en los deportes? ¡Felicidades! Lo más probable es que a nadie le importe, porque a los que sí les gusta o a los que sí le van a su país eso no les va a importar. Así que no vayan a los partidos, no le vayan a México y sobre todo: ni lo digan. No sorprenden a nadie. ¿Saben por qué? Porque sólo parecen esnobs con monóculo que quieren ser distintos. Malditos hipsters del deporte.

Podría seguir infinitamente, pero mejor prefiero que me digan ¿qué otro tipo de gente así conocen? ¿cuáles son las cosas que ellos dicen con las que esperan que todos se sorprendan de tan distintos que son? ¿conocen a alguien así?

admin

12 thoughts on “«No, yo ya no veo la tele» y otra gente del estilo

  1. En mi país se da algo además de lo que mencionas a propósito de que mañana hay elecciones: no voto. todos son unos ladrones. o no voto. no me gusta la política. esa es la gente que después se queja. no sabía que tenías blog personal. un saludo.

  2. Pero en este comentario estás teniendo la misma actitud de los ateos militantes que criticas, ¿no? Porque esto me parece como el epítome de lo que estás criticando. Una especie de doble negación: te posicionas encima de esas actitudes denotando superioridad sobre quienes las tienen. Algo así como “YO sí me doy cuenta que son unos posers”.

  3. @Lau: ¿Y ustedes se dan cuenta que soy así y por eso son diferentes? Digo, a final de cuentas podríamos seguir así hasta el infinito.
    Supongo que lo que menos me gusta es la gente que quiere que eso sea la verdad absoluta y lo va diciendo constantemente, en todos lados.

  4. @zapata: Pero es que no me parece que eso me haga diferente porque creo que es muy evidente. Pero entiendo tu punto. Sí me parecen molestas las personas que parecen que sus motivaciones se forman a partir de la contraposición con el otro, en vez de simplemente actuar como a uno se le da la gana.

  5. @zapata: A mi la actitud que me parece más sana es decir “bueno, hay que vivir y dejar vivir”. Si esas personas tienen una necesidad de justificarse de esa manera, pues qué lástima pero es muy su pedo, jeje. Son bien chistosas las personas que se toman tan en serio y pues mejor reírse, ¿no? 🙂

  6. No me lo tomen a mal pero, al diablo con la doble negación (jeje). Si pensamos así nunca podremos ser parciales y tener una opinión propia.

    ¿Nunca han conocido a personas que dicen ser (o hacer) una cosa y solo lo hacen para llamar la atención? ¿qué sintieron cuando descubrieron que no era lo que decían? ¿nada? ¿son robots?

    De eso va el artículo, nada más. No creo que Zapata esté fingiendo que no finge al darse cuenta de los que fingen… Oh wait ¡Te he descubierto maldito poser! 😛

  7. Por error o casualidad cai en este blog, y no pude resistir la tentación de dejar mi comentario.
    No le veo caso el proclamarte igual o distinto a los demás, todos buscan afanosamente una etiqueta que ponerse. Curiosamente coincido con algunos ejemplos que mencionas.
    Me caga el futbol y no entiendo porqué tendría que “irle” al equipo nacional, simplemente me importa un comino.
    Sencillamente muchos tenemos gustos particulares que no van a la par de la mayoria y no por sentirnos “diferentes”, solo son preferencias.
    Me gusta el heavy metal, porqué tendria que gustarme el reggeaton ( o como se escriba) ??
    El tema de tu entrada es bueno, lo que expresas en el es absurdo y ridículo.
    Por cierto, soy Atea y no para sentirme diferente sino por ideologia personal, solo me sentiria diferente si tuviera a 4 piernas o 2 ombligos o algo asi. jajajajaja!! Fenómeno social????? OMG!!

  8. Buen post, Zapata.

    Lo malo es que hay personas así que critican por cosas tan banales…

    Pues a mí sí me gusta ver la tele, pero obviamente sé reconocer los programas buenos y la «telemierda», vamos a llamarse así —ya sabes, Laura Bozzo and the like—. Y para cuando veo que alguien me va a criticar por eso aplico la del «sí, tienes razón… A huevo», al carajo y sigo mi vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *