¿Quién toma las decisiones en la empresa? La técnica de la crítica inversa

Hay algo muy importante cuando buscas la solución a un problema como parte del trabajo en una empresa.

Tomemos el ejemplo siguiente: existe un problema, al cual la empresa le propuso la solución A. Desde ese instante, todo giró alrededor de la solución A. empezaron a haber soluciones A1, A4, hubo quien dijo que la mejor solución era AA (jajajajaja), hasta que llegaron a la solución AAA, una idea muy refinada de A. El gran problema es que la mejor solución posible no estaba en A, sino en B.

¿Cómo saber de entre todas las soluciones cuál es la mejor y cuándo ponerse a refinar una solución dada y sacar lo mejore de esa idea?

Esta es la parte mas difícil de tener una empresa. Hay que tratar de explorar la mayor cantidad de opciones posibles (no sólo está A, B, C, incluso podrían probar con una J, K o L). Pero elegir la ganadora no es tarea fácil y genera la mayor cantidad de las discusiones. O a veces genera descontentos. sobre todo si eres uno de esos jefes a la antigua. ¿Quién elige entonces? ¿El que paga? ¿El gerente? ¿El que grita más fuerte?

La verdad es que nadie tiene siempre la razón. Y eso es lo mejor, porque cuando las empresas se centrar en un ego, están perdidas.

la verdad es que cada una de las soluciones propuestas por una persona en un equipo de trabajo son valiosas; seguramente todas son buenas en algunos puntos… y terribles en otros. La mejor manera de saber quién es el que tiene una de las mejores soluciones es la siguiente: permitir que cada quien exponga su idea, pero también debe explicar bajo qué circunstancias su idea puede fallar y es una terrible solución. Además, debemos pedirle a cada persona del equipo que exponga en qué puntos pueden mejorarse las ideas de sus colegas.

Esta es una manera que nos garantiza varias cosas: primero que nada, que esta persona sabe los puntos flacos de su solución, además de los beneficios de las alternativas de los demás. La persona que demuestra más conocimiento acerca de esto es aquella que está mejor informada -o preparada- para tomar decisiones.

Una vez que se hace esto, prácticamente se garantiza la reducción de discusiones inútiles en cuanto a diseño o soluciones. Además, estas discusiones normalmente son poco provechosas porque rápidamente se pueden convertir en un quien (la) tiene la idea más grande. Cuando todos deben ver lo mejor de los otros y criticar su propio trabajo, inevitablemente la solución es acordada antes de que una discusión inútil se lleve a cabo.

Además, esto permite ir un poco más allá de lo personal y se convierte simplemente en una discusión de cómo implementar la mejor idea posible.

La calidad de la autocrítica y de la critica positiva hacia los demás va a ser la que decida la calidad de nuestros resultados. Además, tomarse cinco minutos antes de hacer cualquier crítica ayuda mucho, así podemos entender qué es lo que cada uno de los miembros del equipo de trabajo.

Aún así, hay que recordar la mayor regla de todas a la hora de discutir en la oficina: nunca llegar a los golpes. A menos de que seas John Cusack en Fight Club. O que se trate de Fight Club. Quizás todos deberíamos recrear Fight Club. Fight Club.

admin

One thought on “¿Quién toma las decisiones en la empresa? La técnica de la crítica inversa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>