Sobre los blogs

Llevo varios años escribiendo en blogs. No soy un pionero ni mucho menos, ni tampoco me consideraría alguien especialmente bueno.

Pero me gusta.

Me gusta mucho escribir en blogs, me gusta que me lean y me gusta que la gente comente acerca de lo que escribo; aunque en América Latina la tasa de participación en Internet (que al parecer es parecida a la de la vida real, ya saben, somos apáticos) es bastante baja. No sé cuál sea mi post más comentado por acá, pero de seguro era algo en el que muchos de mis amigos que me conocen en persona querían decir algo.

Pero me estoy saliendo del tema. El hecho es que me gusta escribir en los blogs, pero a veces siento que Internet puede llegar a ser algo injusto en este sentido, conozco dos o tres blogs que a pesar de ser verdaderamente buenos no tienen la atención que deberían; además conozco otros blogs que a pesar de no tener nada de contenido nuevo e interesante son muy leídos porque tienen un gran trabajo de optimización para buscadores.

De hecho conozco mucha gente -no diré nombres, pero de seguro alguno de mis cuatro lectores sabrá a quien me refiero- que no escribe porque le gusta, sino porque se le hizo una manera buena de ganar dinero. Y bastante dinero. Y lo hacen de manera deshonesta. Copiando y pegando artículos de otros blogs, comprando links, haciendo extrañas tretas para que los lectores le den clic “por accidente” a los anuncios…. en fin, tretas como estas hay muchas. Y todavía se jactan de tener «más de 25 blogs». En fin, así hay gente.

Pero hay espacio para todos. O eso supongo yo. Hay espacio incluso para los poco originales, para los que se dedican a copiar y pegar noticias de otros blogs muchas veces sin ni siquiera enlazar (ni un cochino enlace se merece lo que otros escriben) al contenido original. Hay espacio para aquellos blogs famosos que en lugar de dar una opinión pensada acerca de un tema prefieren traducir la nota que un blog importante en inglés ya dio, incluso párrafo por párrafo, frase por frase. Y eso no es algo que me hayan venido a contar. Yo estuve ahí, yo lo vi.

Hay lugar para todos. Pero a veces me pregunto ¿qué hace que un blog destaque? ¿Qué hace que la gente se identifique? ¿Por qué leer un blog y otro no? A veces la gente dice que es para enterarse primero, pero siento que a veces eso no basta. O no debería bastar. O no lo sé. Siento que no hay fórmula y que más bien se trata de un poco de suerte y algo más.

Como les digo, a mi me encanta bloguear y me encanta leer a algunos compañeros bloguers que hacen su trabajo cual profesionales. Y son geniales en lo que hacen. Me encanta que sea así. Y a veces me encantaba escribir para que millones de personas me leyeran, pero cuando ese es todo el objetivo, creo que pierde sabor.

Y les digo porque en el último semestre que he estado vigilando a IdentidadGeek más de cerca, creo que he aprendido una o dos cosas. Pero también creo que me hace falta saber algo más y simplemente no entiendo qué será. Habrá que experimentar, o esperar un golpe de suerte.

Aunque yo siempre he dicho que la única manera de encontrar un golpe de suerte es con la defensa arriba y tú golpeando también. Habrá que ver.

Por el momento, larga vida al blag.

P.D.  No manchen, llevo dos semanas sin trabajar en el libro y estoy perdiendo ritmo, ¡alguien haga algo!

P.D. 2 Gracias por leerme, aunque creo que en esta ocasión escribía más bien para mi.

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *